El primer ministro de Dinamarca ha comentado que en verano hará un viaje muy especial. Se trata de un viaje benéfico en el que recorrerá en bicicleta la distancia que separa Copenhague con París, unos 1.200 kilómetros. Es un recorrido que no hará solo y que servirá básicamente para la lucha contra el cáncer, una buena causa por la que merece la pena hacer este tipo de cosas. Será en julio cuando el ministro danés junto con su hijo, emprendan una aventura, en la que esperan recaudar dinero para esta bonita causa

viaje-bicicleta.jpg

De seguro que gusta mucho este tipo de iniciativas en Dinamarca y deberían ver en otros países, porque el objetivo de colaborar para luchar contra el cáncer, es una ayuda que de seguro todos estamos dispuestos a hacer. Al primer ministro danés no se le ha ocurrido otra cosa mejor que viajar en el medio de transporte preferido por los daneses, que es uno de los símbolos del país y que de seguro llamará la atención necesaria para poder recaudar mucho dinero, que es lo que se pretende con este recorrido, menos coger vuelos a Alicante y mas bicicleta.

Esta implicación del político Rassmusen es ciertamente elogiable, debido a la calidad humana y a que nadie le ha obligado a realizar nada, ya que todo ha salido de su propia iniciativa, cuyo objetivo principal es el de recaudar fondos para la lucha contra el cáncer, que es una lucha en la que todos nos deberíamos implicar un poco, al igual que hace el primer ministro danés con esta iniciativa.