Un buen plato muy típico de Dinamarca, que pueden pedir durante su viaje a este país, es las papas o patatas con brócoli, que es una mezcla muy sabrosa, cuyo resultado es muy valorado por los daneses. La verdura es muy consumida en Dinamarca, por lo que nos encontramos platos tan atractivos como estos. Para poder probarlo en casa, necesitaremos unas patatas, unos trozos de bacon o similar, una cebolla, trozos de brócoli, así como queso mozzarella. Es un plato cuyos ingredientes son muy habituales.

patatas-rellenas-con-brocoli.jpg

En primer lugar asamos las patatas en un horno, envueltas en papel de aluminio. Una vez cocinadas, las cortaremos por la mitad y sacaremos toda la parte comestible, cuidando de no dañar la piel. El interior de la patata lo hacemos puré y lo mezclamos con la cebolla y bacon que hemos salteado. Esta mezcla será la que pongamos en el interior de la patata. No olvidar el brócoli ya cocido.

Añadimos un poco de pimienta, sal y echamos un poco de queso por encima. Introducimos nuevamente al horno y gratinamos durante unos minutos. Es un plato muy sencillo y muy típico poder encontrarlo en Dinamarca. Seguro que te gustará mucho su sabor.