Todo turista que visita un país como Dinamarca lo que busca además de poder degustar sus platos típicos es poder ver sus monumentos más emblemáticos. No se deben perder el monumento que se llama La sirenita que es todo un símbolo para los daneses. Esta figura está en la capital de Dinamarca y para los turistas es un punto de encuentro y una figura muy fotografiada. Se podría decir que es lo más fotografiado del país.

sirenita.jpg

La estatua se encargó a través de un cervecero llamado Carl Jacobsen a raíz de los cuentos de Hans Christian Andersen por el mismo nombre que todos conocemos sus películas. Fue instalada en 1913 y desde entonces ha soportado las miradas de los curiosos, turistas y ha sido fotografiada en miles de ocasiones.

Esta estatua es realmente bella y con mucha expresividad. En ocasiones según los habitantes de la zona parece que la estatua cobra vida aunque eso son leyendas del país que gustan para atraer a los visitantes que ya de por sí son muy numerosos a este punto de la capital. Gusta mucho el poder pasear alrededor de ella y quedarse un rato mirando tan curiosa estatua tan inmóvil como misteriosa. Las cámaras digitales no paran de hacerle fotografía durante todo el día ya que ningún turista quiere irse de Dinamarca sin poder tener su fotografía.

Sobretodo en las noches es algo muy curioso el poder observarla ya que se ve muy oscuro y en noches de luna se puede observar su reflejo en el agua. De día no es tan bella esta estatua pero sigue manteniendo cierto misterio. Es un lugar para no perderse y pasar para tomar la correspondiente fotografía de recuerdo. Es una bonita experiencia el poder visitar este símbolo para Dinamarca como es esta sirenita.