Cuando llegué a la ciudad de Aalborg con la maleta en la mano, lo único que conocía y fue uno de los motivos que me decanto por esta ciudad, era la Carta de Aalborg. Pensaba que venía a un país donde todo lo relacionado con el medioabiente estuviera en plena ebullición, cursos seminarios, etc. Pero me equivoqué. La protección del medio ambiente para la sociedad danesa es un acto totalmente normal y cotidiano. Así que aunque se salga un poco del motivo de este blog, voy a escribir algo sobre ello.

Basura en Dinamarca

El sistema de reciclaje danés varia de una Kommune (Ayuntamiento regional) a otra, respecto a puntos limpios y contenedores ofrecidos. El código de colores es ligeramente diferente en los contenedores por lo que aconsejo el mirar el logotipo. De todas formas, no les preocupa demasiado la recogida selectiva porque el 62% de su basura acaba en incineradora. Aunque quemar basura no suene a comportamiento totalmente sostenible, la valoración térmica de los residuos es un método de gestión de residuos válido, que si se usa con las mejoras técnica disponibles (y en Dinamarca las usan) no conlleva problemas serios para la salud o el medio ambiente.

Respecto a los envases : las botellas de vidrio, las de plástico tipo pet y las latas de aluminio son retornables, unas serán reutilizadas otras serán recicladas. Cuando compras algún artículo con envase se te carga:

Retornables Depósito
Botellas de vidrio de hasta medio litro incluido   DKK 1.00
Botellas de vidrio de más de medio litro   DKK 3.00
Botellas de plastico menores de medio litro   DKK 1.00
Excepción: Botellas de plástico de medio litro   DKK 1.50
Botellas de plastico de un litro o más   DKK 3.00

Reciclabes  Depósito
Pant – A Latas, botellas de vidrio o plástico de menos de medio litro   DKK 1.00
Pant – B Excepción: Botellas de plástico de medio litro   DKK 1.50
Pant – C Latas, botellas de vidrio o plástico de un litro o más   DKK 3.00

 Enlace con el sistema de reciclado danés

El dinero de ese “depósito” te lo devuelven al retornar el envase. Esto suele estar automátizado y en cada supermercado hay una máquina que recoge e identifica los diferentes tipos. Al final consigues un ticket de descuento, que puede ser canjeado por descuento en la compra o dinero metálico.

Energía y transporte público:

Dinamarca es un país que quiere ser lo más independiente posible del mercado energeticó/petróleo mundial. Durante su historia reciente a apostado seriamente por la energía eólica como fuente renovable y al ahorro enérgetico. A los molinos de viento ya le dediqué un post.

En el ahorro energético la iluminación y la climatización juegan aspectos determinates. Las pocas horas de sol anuales hace que la arquitectura, desde la tradicional a la moderna, intente aprovechar la luz natural al máximo: grandes ventanas sin cortinas, invernaderos adosados a las casas (esta es una habitación muy curiosa, a mitad de camino entre sala de estar y terraza, proporciona un agradable relax en los días fríos pero soleados), materiales oscuros en el exterior y claros en el interior y un largo etc. La iluminación pública aboga por evitar el despilfarro energético y la contaminación lumínica que, para mi gusto, confiere al país encanto casi mágico de noche, aunque no se pueda ver demasiado bien: Si vas con tu mapa de noche te tendrás que poner al pie de las farolas para poder leerlo con dificultad.

Muchas de las casas usan calefacción proviniente de las incineradoras, otras tienen caldera central, y en las zonas rurales o las afuera de la ciudad, biomasa. La biomasa es una fuente de energía renovable tradicional -entiéndase, siempre que tenga un correcto balance global de CO2.- y por tanto parece mentira que en el siglo XXI, un país tan avanzado, use leña para calefacción. Ahora, es muy popular volver a instalar el techo tradicional de “paja”, por su estupendo aislamiento tanto en invierno como en verano.

Tanto los vehículos como el carburante – y casi todo en este país- están gravado con muchos impuestos, por lo que favorece un uso racional del mismo. La red de transporte público es adecuada y junto con el uso masivo de la bicicleta reducen significativamente el tráfico y la contaminación -especialmente el ruido- en las ciudades.

Medio natural y recursos:

Un tema de máxima preocupación para los daneses es la calidad del agua. Aquí no hay ríos importantes y el consumo del agua se hace, en la mayoria de los casos sin tratamiento previo, de agua subterraneas. Durante los años 80 tuvieron problemas de eutrofización en los fiordos y en las aguas superficiales por el abuso de químicos, detergentes, fertilizantes y purines de las granjas. Existen hoy en día restrictiva legislación ambiental sobre ello y una alta concienciación. Este entre otros es uno de los motivos del auge de los productos ecólogicos.

El medio natural en Dinamarca ha sufrido una gran presión humana debido a las pequeñas dimensiones del país y a su larga historia. Esto hace que no haya demasiado territorio virgen pero los pocos espacios naturales que quedan estan muy protegidos.

Cambio climático:

Los puntos anteriores están intimamente ligados con la visión de la sociedad sobre el cambio climático y en general trata de combatirlo. También, como no, saben de sus posibilidad de hacer negocio, a base de vender tecnología ecólogica a terceros paises.

Como opinión personal, creo que los daneses están al tanto de la problemática del cambio climático a nivel global pero no tanto de los riesgos para su propio país. Como por ejemplo el suministro de agua, los inviernos más duros y cortos y los veranos más seco y calurosos, los efectos sobre la agricultura, la subida del nivel del mar, etc. Hubo una noticia que me llamó mucho la atención, venía a decir algo asi como: ” Gracias al cambio climático en diez años tendremos vinos daneses” Sin comentarios. A veces los periódicos gratuitos llevan el mensaje de que el cambio climatico va a convertir a Dinamarca en un lugar ideno para vivir por la subida de la temperatura media. Espero que este tipo de noticias no cale en la sociedad y solo sean para llenar páginas impresas.

Sociedad:

Uno de los motivos por los que a día de hoy la defensa del medio ambiente entra dentro de la normalidad es la tradición participativa y demócratica danesa. Además su preocupación ambiental viene desde principio de los años 80, mientras que en España por ejemplo es más de finales de los noventa. Otro factor es el principio igualitario y social de esta sociedad, donde cada uno de los miembros tiene los mismos derechos y deberes, por lo que defender el medio ambiente es preocupación de todos. No es de extrañar que este tema sea tan popular o polémico como derechos humanos, derechos de la mujer, comercio justo, globalización etc.

También, desde que estoy aquí, me ha parecido reconocer una sútil conexión de los daneses y lo natural, defensa del naturismo, actividades al aire libre, deportes de contaco con la naturaleza, y quiero pensar, que quizás sea debido a su pasado y tradición escandinava. Existe algo de espiritualidad dentro de lo natural. Aquí hay granjas y comunidades donde hacer un retiro y conectar con la naturaleza.

 

 

 

Aunque me he salido un poco del tema turístico, el medio ambiente forma parte del día a día danés por lo que nunca esta de más comentarlo un poco. No soy un experto, y gran parte de lo anterior es opinión personal,  por lo que por favor comenta y colobara en todo lo que te apetezca.

 

 

 

Por último, la palabra danesa para el medio ambiente es miljø por lo que mucho de lo relacionado con el medio ambiente comienza por dicha palabra.