Dinamarca no es un país que se caracteriza porque sus habitantes suelen beber, al menos los adultos, ya que los daneses jóvenes de menos de 15 años, son muy dados a beber y a beber en cantidades desmedidas. Es por ello que Dinamarca es el sexto país en cantidad de bebida ingerida por sus habitantes, una posición muy preocupante y que puede ser un problema grave en el futuro de estos jóvenes, que hoy en día se dedican a beber en cuanto pueda. Es una pena que la juventud se esté estropeando de esta manera y muchos saben que el alcohol es muy malo para su salud.

alcohol.jpg

Se tiene constancia de que un 90% de los jóvenes menores de 16 años beben alcohol habitualmente y cuando lo hacen, no es en una cantidad moderada, sino que son cantidades muy altas de alcohol, algo que es muy grave para su hígado y desde luego les puede hacer perder años de vida y mucha salud. El problema no es para tomárselo a la ligera, porque será algo grave en unos pocos años, en cuanto estos jóvenes vean que ya no hay remedio para su adicción al alcohol.

Los jóvenes tienen la creencia que beber alcohol es bueno, ayuda para tener amigos y que se puede ligar, aunque todos los que piensen así, están muy equivocados y son unos grandes ignorantes, además de tener un futuro lleno de cirroris y otros problemas de hígado, que no es para tomarlo a broma, porque son enfermedades graves y que te pueden matar o dejar grandes secuelas.