Dinamarca es un lugar donde la sostenibilidad es muy importante y hay lugares como por ejemplo la localidad de Hjortshoj es un gran ejemplo de sostenibilidad, porque a pesar de tener simplemente 250 habitantes, es una ciudad que ahorra energía y cuida mucho de su entorno y del medio ambiente, algo muy importante y que debería servir de ejemplo para que otras ciudades hicieran lo mismo o al menos parecido. En esta localidad, que se declaran como autosuficientes, se hace todo los posible para tener una energía verde y que no dañe por tanto a la naturaleza.

localidad-ecologica.jpeg

Aquí lo natural es lo que triunfa, por lo que por ejemplo reciclan todas las materias orgánicas y además todo el agua que sale de las casas, para poder hacer un buen uso de ellas. Además de cuidar mucho del medio ambiente también pueden tener un ahorro económico muy importante, que es básico para que sus economías sigan adelante. Los habitantes de esta pequeña localidad de Dinamarca no sólo hacen de esto una forma de vida sino que disfrutan con ella, cuidando del medio ambiente y ahorran dinero.

La verdad es que es una gran ventaja llevar esta forma de vida tan natural, porque todo lo que consiguen en cuanto a energía se refiere, es ecológico. Todas las casas son ecológicas y cada uno de los habitantes de esta zona aportan para que esta localidad siga siendo verde y respete al medio ambiente y demás. Esta localidad sostenible es un ejemplo de las cosas muy bien hechas y gracias a que son pocas personas, ya que con más personas sería algo más complicado, aunque es cuestión de hacerlo bien como estos ciudadanos.

Vía|Pepegrillo
Foto|Akitema