Algo que sorprende en la vida cotidiana danesa, es la de motivos que tienen para coger un número y esperar su turno. Evidentemente es algo bastante civilizado pero un principio me era bastante chocante pues no estaba acostumbrado a pedir número para ciertas gestiones. En general, en los servicios públicos existen turn-o-matics y displays sobre las ventanillas como puede ser la kommune, la oficina postal, la biblioteca, la oficina de impuestos, así como en otras tiendas y servicios: las estaciones de tren y autobús, la información de los grandes supermercados, las farmacias, bancos, algunas tiendas y un largo etc. Así que siempre que entres en algún lugar por primera vez fíjate bien, y saca número, pues a veces no te atienden si no lo has sacado, aunque estés tu solo. Lo positivo de todo esto es que no hay que pedir vez ni hacer cola, solamente necesistas esperar a ver tu número reflejado en el display.

Hablando de esperar turnos, en las cajas de los supermercados, es algo habitual poner los separadarores entre las diferentes compras de los clientes. Es algo habitual y se espera que tu lo hagas, sino te mirarán un poco raro 😛