aeropuerto-aalborg.jpg

El aeropuerto de Alborg en Dinamarca es muy popular gracias a que tiene una zona denominada Kiss and Fly, un lugar en el que las parejas se dan su último beso antes de separarse y que uno de los dos tome un avión. Desde ahora en esta zona únicamente se podrá estar tres minutos, que es el tiempo del que dispondrán las parejas para poder besarse antes de la separación.

Resulta cuanto menos curioso que exista una zona de este tipo en el aeropuerto y aún más que se limite el tiempo de los besos. Esta medida se toma debido a que muchas parejas llegan con el tiempo justo y en algunas ocasiones no dejan su coche bien aparcado, molestando para que el resto de pasajeros pueda pasar con facilidad con su coche. Para que esto no ocurra se ha limitado el tiempo a tres minutos, que es un tiempo razonable.

Lo cierto es que se trata de una medida que no ha gustado mucho, ya que es complicado terminar un beso a la hora de despedirse y mucho más cuando se trata de una separación durante cierto tiempo, algo que suele costar mucho más. De todos modos es muy interesante disponer de una zona donde las parejas puedan despedirse con un beso, por lo que disponer de esta zona Kiss and Fly es algo de agradecer y que deberían copiar otros aeropuertos del mundo para ofrecer una zona tranquila donde despedirse antes de despegar.

Vía | 20minutos
Foto | Wikimedia