greenpeace.jpg

La situación de los tres activistas de Greenpeace que se encuentran en prisión después de que la policía danesa los detuvieran, es cuanto menos lamentable, sobre todo porque creíamos que Dinamarca era un país justo y que sabía respetar los derechos de las personas, pero parece que detrás del nombre de Dinamarca se encuentra el de cualquier país que no respeta la libertad de expresión y que además trata a estos activistas como delincuentes, porque se encuentran encerrados con el resto de presos.

Es lamentable también el trato, porque hasta hace poco no permitieron que pudieran recibir la visita de sus familiares y que tampoco pudieran hablar, algo que es cuanto menos detestable. Parece que se encuentran secuestrados en Dinamarca y su situación es muy preocupante, mucho más cuando Zapatero ha comunicado que hablará con Dinamarca para solucionar el problema y para pedir que el trato sea justo, algo que no creo que suceda.

Con Zapatero de por medio no creo que tenga mucha solución este caso, que se está volviendo en contra de Dinamarca, porque la imagen de país que está dejando Dinamarca no es muy agradable y hay muchas personas que están en contra de este país, de su gobierno y de la forma de actuar contra los activistas de Greenpeace, que están en la cárcel y que se enfrentan a penas muy importantes, así que deberemos estar atentos a lo que suceda, porque tendrá una gran relevancia para los activistas, que de momento siguen recibiendo un trato muy discriminatorio por parte de los daneses.

Foto|Elconfidencial