El principal operador ferroviario es DSB.

Los trenes daneses siempre han tenido fama de ir con retraso, aunque últimamente se ha mejorado mucho este aspecto. Muchos de los recorridos tienen compromiso de puntualidad.

Como en  muchos países europeos, aquí se paga por el trayecto a recorrer, no por la velocidad, ni el tren. Así que te puedes montar en el tren que quieras a lo largo del día para el que compraste tú billete. Si viajas cerca de fin de semana o a primera o última hora del día, los trenes suelen estar bastante concurridos, por lo que es recomendable que además de comprar el billete hagas una reserva de un asiento. Esto no es caro en comparación con el precio total del billete, unas 25 DKK.

Así que no es raro ver a gente sentada en el suelo, o personas movidas de sus asientos por quienes pagaron la reserva del asiento. La primera vez que viajé por Dinamarca en tren me resultó un poco chocante eso de la gente sentada por el suelo, pero me di cuenta que fue mi culpa por no pagar el extra de la reserva del asiento.

La mayoría de los trenes disponen de enchufe para el ordenador y red wifi, aunque deberás de consultarlo para cada tren.

Puedes pagar un suplemento para llevar contigo tu bicicleta.

Los diferentes sistemas de pago de las ciudades son compatibles con el viaje en tren. Así que te puedes mover por zonas, como en el autobús, con tu tarjeta de clips (bonobús) o con tu buscord (tarjeta mensual) Pero recuerda, pregunta siempre si las zonas que ya tienes son las necesarias y sufiecientes para el viaje, porque las multas por viajar si el billete correspondiente son elevadas.

Otra observación importante es cuidado con los trenes que se separan para ir a diferentes destinos: asegúrate de estar en los vagones adecuados a tu destino 😉

En la propia página de de DSB podrás consultar trenes internacionales así como el servico Interrail. Aunque la página web está mayoritariamente en danés, por lo que para más información te tendrás que personar en las oficinas donde casi todo el mundo habla inglés y alemán.

Planificador del viaje

Tanto si viajas por tren como por autobus hay un estupendo servicio online, en danés o en inglés:

http://www.rejseplanen.dk/

Es una herramienta bastante poderosa y te muestra todos los medios de locomoción y trasbordos a realizar desde tu origen al destino. Origen y destino pueden ser una estación, una parada, una dirección o incluso un número de teléfono.

Descuentos

Si eres menor de 26 años y tienes tu número CPR puedes comprar la WildCard. La WildCard cuesta 200DKK y te proporciona un 25% de descuento en el fin de semana y un 50% en días laborables. Se puede usar durante un año. Si viajas de Aarhus a Copenhaguen ida y vuelta en un día laboral el descuento es mayor que el precio de la Wildcard. Así que te la recomiendo si vas a viajar más de un par de veces en tren al año. Además la tarjeta te ofrece descuentos en más actividades y por ejemplo te hace un 25% de rebaja en cualquier artículo que compres abordo. No te olvides de viajar con ella y un documento identificativo con foto, como pasaporte, DNI  o carnet de conducir.

DSB Orange: Son los tren lowcost de Dinamarca. Se llaman tren naranja y evidentemente son naranjas en el exterior. Debes de hacer la reserva con antelación, dos semanas antes como mínimo y no con más de dos meses de adelanto. En la página web te recomiendan comprarlos en las oficinas de DSB o por teléfono. Nunca he usado esta última opción así que no sé si estará en inglés.

No hay demasiada variedad de viajes con los Orange tog, pero son realmente ecónomicos. Además si lo mencionas al complarlo te hacen todo el itineriario ajustado y al precio del Orange tog,  así que tienes más alicientes para usarlo.