Una de las grandes cosas que me llamaban la atención al hacer la compra en el super es la gran variedad de artículos ecólogicos en venta, y el éxito entre el público. En frutas y verduras ocupan casi la mitad de los estantes. Además que el logo que los identifica está muy extendido.
øko

Luego más tarde, durante mis clases de danés, ha sido el tópico de varias lecciones, incluida una lección en video. Y he podido comprobar como los daneses hablan sobre ello con total normalidad. Es por tanto que me he dado cuenta que comprar productos ecólogicos es totalmente diario en Dinamarca y no son considerados como artículo-de-lujo-gasto-tonto como en España.

Así que como forma parte del día a día danés, y de mis clases de idioma – tengo que preparar 10 minutos de conversación sobre ello- he decidido indagar un poco y dedicarle un post.

Encontré un documento muy interesante en la web de la oficina comercial de la embajada española en Dinamarca. Versa sobre el mercado de los productos Ecológicos en Dinamarca. Extraigo ciertos parrafos interesantes, en cursiva y entrecomillados, y los comento:

“Dinamarca es en la actualidad el primer país consumidor de productos ecológicos, en cuanto al consumo per cápita, y uno de los primeros del mundo. A pesar de ser un mercado relativamente pequeño, 5.411.000 de habitantes, dos de cada tres daneses muestran un gran interés por estos productos, con lo que la potencialidad del mercado aumenta considerablemente.”

Claro, con razón pensaba que había demasiada oferta en los supermercados… Es el primer consumidor per cápita.

Por si a estas alturas del post os preguntáis que es un producto ecológico, aquí la definición que aparece en ese documento:

“Los productos ecológicos se pueden definir como aquellos que han sido producidos obviando la utilización de productos químicos (fertilizantes y/o pesticidas) y siguiendo métodos naturales que conservan y protegen el medioambiente.

Esta forma de producción comenzó en Austria en 1924 y, desde entonces, se ha ido desarrollando y expandiendo por toda la geografía mundial. Ha sido en las dos últimas décadas cuando la preocupación por la salud, por el bienestar físico y por el deterioro del medio ambiente han provocado un aumento espectacular en su consumo.”

Sorprendente los motivos, más cuando el precio (que para mi suele ser el factor definitivo en cualquiera de mis compras) es superior 30-40% al equivalente convencional:

“Los principales motivos que llevan a los daneses a comprar productos ecológicos son los siguientes:

  • beneficios para la salud, sobre todo en el caso de las frutas y las verduras, donde el uso de fertilizantes y abonos se consideran muy perjudiciales

  • respeto al medioambiente y a los animales

  • mayor calidad

  • ausencia de residuos químicos

  • productos más naturales que los convencionales, sin aditivos ni añadidos

  • confianza en las formas de producción

  • mejor sabor

Por el contrario, los motivos que llevan a la no-compra de estos alimentos son:

  • el precio, es la causa más importante, debido al sobreprecio de estos productos dado su valor añadido

  • el no cumplimiento de las expectativas de calidad que se presuponen dado el precio más elevado. En términos generales, se espera una mejor presentación y empaquetado y un mejor sabor que los convencionales

  • disponibilidad y factor tiempo, no se puede encontrar una gama de estos productos tan amplia como la de los convencionales y, a veces, no están muy a la vista

  • falta de conocimiento”

En Dinamarca puedes encontrar casí cualquier alimento ecológico, y en cualquier tienda. Me gustaría saber si en España podemos comprar aceite de oliva ecológico en el Carrefour.

Para terminar hablar un poco del logo, que es el que aparece a principio del post. Es una característica Ø, abreviatura de Økologisk y que evidentemente significa ecologico. Otra abreviatura bastante extendida es la de Øko. Además hay muchas más estiquetas, por otros motivos y de instituciones internacionales, pero la de la Ø roja es la más popular. Por cierto se pronuncia como una mezcla de o y e.

A mi siempre me han parecido bien todo este tipos de iniciativas, pero cuando el dinero no me da para más…. Creo que todavía no soy danés del todo.